Cigarra,

¿Cuál es la diferencia entre dar, matar y sacrificar? Si lo que dices puede ser entendido también de todas las maneras en las que damos, entonces deja de ser claro el sacrificio. Si lo que damos es la muerte de alguien o algo, falta que sea claro para qué sacrificamos. Dices que lo hacemos por hipocresía, pero me parece rarísima la situación en la que matamos a algo o a alguien para ofrecer esa muerte a alguien más fingiendo que… ¿qué? ¿Cómo regalamos una muerte? ¿Qué fingimos con esa hipocresía? ¿Fingimos ser cristianos? Parece desprenderse de lo que dices, y al mismo tiempo me deja pasmado que un cristiano espere de los otros como él que luzcan la apariencia de que matan para salvar su vida en el eterno perdón. ¿Por qué no dices más sobre esto? ¿Cristo mismo en la cruz, está fingiendo también? Parece difícil de imaginar, y ciertamente me hace preguntarme aún más cosas, como ¿por qué parece tan obvio que podemos sacrificar animales como que podemos sacrificarnos nosotros mismos? ¿Es por medirnos a nosotros mismos como dádiva, o es por otra cosa? Y si nos medimos comparados con animales, ¿qué nos hace pensar que está en nosotros darnos a nosotros mismos? Creo que hay aún más que dudar, por las cosas que dices, de si solamente existe el sacrificio como facha falsa de la generosidad, o si también incluye al que hace como que recibe lo entregado. ¿Qué dios participa en un ardid de tal magnitud?

Es obvio para mí que dices menos que lo que piensas sobre el sacrificio. Tal vez pensaste que por escribir un texto entre paréntesis [o corchetes, que es lo mismo] no íbamos a prestar tanta atención a lo que decías y vacilaste en mostrarnos la imagen completa, pero pienso que no deberías estimar en tan poco a lo que dices ni tampoco a los que estamos dispuestos a leerte, aunque en este blog seamos poquitos. Sé que nos estás ocultando un poco más porque todos sabemos que la palabra ‘sacrificio’ tiene relación con lo sacro, y no puede ser que lo único que hables de lo sacro en tu escrito sea su imagen hipócrita. Vamos Cigarra, ¿por qué no nos revelas más de lo que piensas, sería acaso muy penoso para ti hacerlo?