Por fin a mí tú has llegado.

Hace tiempo que te esperaba.

Ahora estoy enamorado

Como hace mucho no pasaba

 

Has irrumpido en mi corazón

Y lo has colmado de alegría

Con una intensa emoción

Que no me deja en todo el día.

 

Te he amado siempre, y tú ya sabes eso

A pesar de que apenas nos hemos encontrado

Desde ese divino día, invariablemente rezo

 

Por que tu bella alma, tan poco ha conocida,

Bien guardada sea de algún terrible embeleso,

Que quiera traicionar a esa vida tuya tan querida