Traslado al español del carmen XLVIII

Viendo tus ojos oscuros, Juvencio,

nace el deseo, los quiero besar;

así sean mil veces, trescientas, o más,

por muchas que sean, es más grande el mar;

aun cuando a seca espiga parezca,

la mies de tus besos querría cosechar.

Coletilla: seguimos pidiendo la liberación del auditorio Justo Sierra.