La primera pregunta que surge cuando se habla de una voluntad que crea es, ¿Qué valores aporta a la condición humana esta postura?

La voluntad desde la perspectiva de Nietzche, pretende abordar el tema de las ataduras que el propio hombre se ha dejado imponer, sin tener si quiera un poco de conciencia de que es lo que se le esta imponiendo, se deja llevar por un sin fin de eventos transitorios en los cuales observa que su comunidad es atraída y el por falta de voluntad decide seguirlos, sin prestar atención a el trasfondo del evento.

El hombre que trasciende las barreras de lo inmediato y comprende que su naturaleza no puede ser manipulada, obtiene un avance, al presentarse ese logro en su existencia, le permite cuestionar la manipulación de la cual es objeto, del como ésta a disminuido y hasta podría decirse que anulado su naturaleza, comprende que toda esa culpa que se le ha inculcado cuando se deja llevar por sus pasiones, no es mas que un prejuicio premeditado y falto de conocimiento, ya que de lo único que puede estar seguro es de que existe y de que sus acciones aun sean estas pasionales o no, son lo que en verdad puede darle una visión mas amplia de lo es él y su entorno.

Es entonces cuando cambia el deber por el querer y es así que su voluntad crea nuevas definiciones de moral y valores, pero esto puede llegar a mal entenderse si, este individuo aísla el querer de la inteligencia, en este caso no se pueden separar estos dos conceptos, es la armonía de éstos lo que en realidad permite crear. Nietzche no da un método o un “pasos a seguir para”, mas bien solo muestra su pensamiento y su critica a lo que esta determinado, y con esto trata de persuadir al hombre para que se escuche a si mismo, que comience la re-valoración de su cuerpo y de sus sentidos, pero que no los aleje del razonamiento, el que comprenda que su naturaleza es así y que no la puede maniatar conforme a lo que otros ven como malo. Es un llamado a despertar para crear con inteligencia y pasión.

Anuncios